El color que calma el hambre


Lo dice la ciencia: hay un color en especial que puede ser un plus a la hora de beneficiar la dieta. ¿Te imaginás cuál es?

Ya sabemos que la comida entra por los ojos. Pero, ¿qué tanto influyen los colores para esa primera impresión? Según un estudio de la Universidad de Cornell, Estados Unidos, los colores condicionan la vida de las personas y la alimentación más de lo que creemos.

Básicamente, este estudio dice que, a la hora de intentar controlar la cantidad y la presentación de lo que comemos, los colores juegan un rol fundamental. Pero hay un color en particular que nos puede ayudar muchísimo para calmar el hambre: el azul.

¡¿Cómo?! Sí, seguramente te estarás preguntando de dónde sacar alimentos color azul. La realidad es que al no haber casi comidas de este color que sean atractivas, el estudio dice que usar platos y cubiertos azules puede ser un plus a la hora de beneficiar la dieta.

"Acompañar los menús con el azul puede ser una gran decisión", afirman los especialistas. Cubiertos azules, manteles y hasta las paredes del comedor deberían ser de ese color para mantener el hambre controlado.

Según remarca este estudio, cada día tomamos alrededor de 250 decisiones relacionadas con la alimentación, y todas dependen de los estímulos sensoriales. Así es como el gusto, el olor y la textura de los alimentos cobran mucho sentido a la hora de alimentarnos.

#Curiosidades

Escorihuela-Gascon.jpg
banner_durigutti_BODEGA-A-CASA_300x250.g
brinda infogourmet.jpg
500x500.png
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon

InfoGourmet © 2020 Todos los derechos reservados 

Buenos Aires, Argentina