5 consejos para un buen servicio


En diálogo con InfoGourmet, Javier Felipe, sommelier de Cabaña Las Lilas, compartió los cinco puntos claves para brindar un buen servicio.

El servicio es parte vital de una buena experiencia a la hora de decidirnos por un restaurante o bar. No es sólo la calidad del lugar o la comida, quien nos atenderá ese día es un de los principales factores a tener en cuenta.

Javier Felipe, sommelier de Cabaña Las Lilas, explica cuáles son esos cinco tips que debemos exigir en todo restaurante.

ESTAR ATENTO

Creo, que como punto de partida es muy importante estar atento en todo momento a las necesidades explicitas y a las pontenciales que un cliente tiene o podría llegar a tener. Eso habla a las claras de nuestra capacidad de gestión y de la empatía que podemos desarrollar con el comensal.

El poder leer una mesa de manera correcta nos va a llevar a estar un paso delante, esto se debe

aplicar desde la recepción del mismo hasta su salida del restaurante.

En cuanto el cliente fue recibido, sentado y las cartas fueron entregadas, es bueno que el cliente sepa que alguien del equipo (maîtres, sommelier o mozos) está a su disposición, y que en todo momento hay clientes observándonos.

SER CORTÉS EN TODO MOMENTO

Como dice el dicho: “Lo cortés no quita lo valiente”. La educación y los buenos modales son nuestros aliados a la hora del servicio, una sonrisa adecuada –sin caer en la obsecuencia– siempre es bien recibida por nuestros clientes. El tomar el abrigo de un cliente o acercar una silla para que una dama pueda sentarse cómoda también es una cortesía bien vista y forma parte del protocolo.

“Buen día, buenas tardes, buenas noches, por favor, disculpe y gracias”, son palabras que no deben faltar en nuestro vocabulario.

El cliente es nuestro mejor aliado, nuestro mejor amigo y así debemos hacerlo sentir. Que su experiencia sea sublime es nuestra responsabilidad y para ello tenemos toda una batería de gestos que nuestro comensal nos va a agradecer, de forma explícita con la propina o volviendo a escoger nuestro restaurante en una próxima ocasión. Nuestro trabajo es brindarle lo mejor para que su experiencia sea inolvidable.

SER CLARO

Una vez que la carta fue entregada, las dudas surgen inevitablemente, es “condición sine qua non”, el ser claro a la hora de comunicar, ya sea un aperitivo, una entrada, un plato, un vino o lo que el cliente necesite saber. La persona que se sienta en un restaurante, no tiene la obligación de conocer de donde proviene cada producto que se utiliza para la elaboración de los platos en carta, o de las denominaciones de los vinos o su región de procedencia.

Como parte de un equipo, debemos tener el entrenamiento y la capacitación necesaria

para poder evacuar todas las dudas posibles de un comensal.

El ser claro a la hora de comunicar es parte del servicio. Para el cliente tiene un valor agregado y muchos valoran nuestro esfuerzo para satisfacer sus necesidades o su curiosidad. Si alguien pregunta cómo está elaborado, por ejemplo un Steak tartar, deberíamos al menos conocer sus ingredientes. Si en el día hubo cambios en la carta o no hay un plato disponible, también se debe dar a conocer ya que esto va a influir en la rapidez del servicio.

SER CUMPLIDOR

Si un plato demora un tiempo establecido de antemano, cuando el cliente solicite ese plato debemos cumplir con los tiempos pautados: el cliente está pagando por una experiencia.

Respetar tiempos en cuanto a los platos y temperaturas de servicio de bebidas es crucial.

Cumplir con este punto es cumplir con las expectativas.

Imagínese pedir un plato que demora 20 minutos desde el momento de la toma de la comanda y resulta que media hora después de que usted solicitó la comida, el plato aún no llega, o que le traigan un vino fuera de temperatura indicada para ser bebido, eso va a hacer que el cliente pueda replantearse la idea de recomendar nuestro restaurante, o simplemente la idea de no volver ya que el servicio a su criterio puede no haber sido bueno.

CALIDAD DE NUESTROS PRODUCTOS

A la hora de vender, muchas veces el abaratar costos lleva a algunos a utilizar productos que no son de la calidad que pregonan. La materia prima es primordial a la hora de pensar un plato.

En el plato ve reflejada la calidad de nuestras gente, de todo nuestro equipo y, por

sobre todas las cosas, del tipo de servicio que pretendemos brindar.

Una buena materia prima, un equipo profesional capacitado y el compromiso que demostramos día a día con nuestro trabajo, nos puede dar muchas satisfacciones. De lo contrario, nuestro negocio es muy probable que tenga los días contados.

LEÉ MÁS: Bondiola: una receta que no falla, por Juan Ignacio Caverzaschi, chef de Cabaña Las Lilas

CABAÑA LAS LILAS

Dónde: Av. Alicia Moreau de Justo 516, Puerto Madero. Tel.: 4313-1336 Más info: www.restaurantlaslilas.com.ar

#Bares #Restaurantes #PanchoBarreiro #Curiosidades #Salidas

Escorihuela.jpg
banner_durigutti_BODEGA-A-CASA_300x250.g
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon

InfoGourmet © 2020 Todos los derechos reservados 

Buenos Aires, Argentina