¿El pollo tiene hormonas?


Es uno de los productos más consumidos en el menú hogareño pero también el que más mitos encierra. El doctor Alberto Cormillot nos responde esta pregunta y nos cuenta si es verdad o no. ¿Vos qué pensás?

Por Alberto Cormillot (*)

Existe un mito arraigado en el acerbo popular respecto del uso de hormonas en la producción avícola. Suponemos que su origen está relacionado con un hecho aislado ocurrido en la década del ’50, diez años antes del comienzo de la avicultura industrial.

En aquel momento, el uso de hormonas fue una alternativa a la castración quirúrgica que se efectuaba ocasionalmente para lograr aves de 3 kilos en 6 meses y carne relativamente tierna.

Se aplicaban con un implante en el cogote y la ingestación de pollos con residuos de esta hormona sintética, dio origen a un caso aislado de ginecomastía que tuvo difusión en textos de medicina.

Basta de mitos: "Hoy en día no se suministran hormonas", afirma Cormillot

El pollo es un animal muy joven con una extraordinaria capacidad de crecimiento. Debido a la edad en la que se faena, es fisiológicamente imposible que responda a la aplicación de hormonas.

Aunque ocurrió hace más de 50 años, la historia se popularizó y aflora esporádicamente, basada principalmente en el desconocimiento de cómo se crían, alimentan y qué base genética tienen los pollos hoy.

PARA APRENDER Y COCINAR

(*) Este texto forma parte de Rico & Sano, una nueva colección opcional de La Nación con recetas seleccionadas por el chef Ariel Rodríguez Palacios y supervisadas por el Dr. Alberto Cormillot.

A través de 23 entregas, combina técnicas, consejos, información nutricional, y recetas para aplicar a las comidas de todos los días.

#Curiosidades #Comidas

Escorihuela-Gascon.jpg
banner_durigutti_BODEGA-A-CASA_300x250.g
Aviso-InfoGourmet-brinda.gif
500x500.png
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon

InfoGourmet © 2020 Todos los derechos reservados 

Buenos Aires, Argentina