top of page

Nos sumamos al “blanqueo”

Llegan los días de calor y en InfoGourmet creemos que es momento de descorchar unos vinos blancos. Cinco etiquetas bien distintas para “blanquearse”.

No se asusten: en InfoGourmet no hablamos de política. Con la llegada de noviembre, el “calorcito” comienza a instalarse y el frío de los primeros días primaverales va quedando atrás.

Si bien las ventas de vinos tintos lideran el mercado en todo el mundo vitivinícola (y más en Argentina), la primavera nos da la excusa perfecta para disfrutar de la frescura de un buen blanco. Cinco etiquetas para todos los gustos.

Gaia White Blend

Siguiendo con la línea de la bodega de origen francés, el Gaia White Blend de Domaine Bousquet expresa de forma precisa la elegancia de un gran blanco. Se trata de corte (mezcla de varias cepas) con base de Chardonnay (50%), que se completa con Pinot Gris (35%) y Sauvignon Blanc (15%), con viñedos trabajados de forma orgánica en su totalidad ubicados a en Tupungato, Mendoza, a una altura de 1200 m.s.n.m., uno de los blancos de mayor altura de Mendoza. En boca es untuoso, con buena presencia y un final más que placentero.

El dato: Se banca un clásico “churrasquito”.

Precio: $249

Roca Chenin - Chardonnay

Alfredo Roca es de las bodegas familiares más antiguas del país. Si bien la Chenin no es de las cepas más conocidas en el mercado, los expertos afirman que en San Rafael, Mendoza, (de donde proviene el vino) es donde mejor se da este varietal en el país. Este blend blanco es de la línea de Bi-varietales de la bodega, donde el enólogo juega con diferentes uvas para crear vinos únicos y fáciles de beber.

Cuándo: Ideal para beber al caer la tarde, con unos quesos suaves mientras esperamos la comida.

Precio: $98

La Puerta Alta Torrontés

Así como el Malbec es la cepa que mejor se supo expresar en Argentina y con la cual conquistamos el mundo del vino, el Torrontés Riojano es la única variedad autóctona de nuestro país. Si bien lleva el mismo nombre que su “prima” española, poco se parecen una con la otra. Aunque muchos críticos sostienen que es en el Valle de Cafayate salteño donde mejor se expresa, su origen se dio en la provincia de La Rioja, de donde proviene este vino de bodega Valle de la Puerta, más precisamente en el Valle de Famatina. Un vino simple, ligero y con ese “desorden” en boca que suele tener el Torrontés, donde las notas florales y frutales “juegan” en el paladar.

El dato: Excelente relación precio-calidad. Precio: $90

Old Vineyard Semillon