Nueve vinos a puro Carnaval

Para este feriado XXL tenemos una propuesta para descorchar en cada momento del día. Almuerzo y cena a puro vino. ¿Cuál es tu preferido?

Para que no te sorprenda la indecisión en plena vinoteca, en InfoGourmet tenemos la solución: De sábado a martes, cuatro días para descorchar botellas bien diferentes, mediodía y noche… y uno a la tardecita.

Sábado al mediodía

Para aprovechar que salió el sol –y el calor que agobió toda la semana ya no es un problema cuando se está lejos de la oficina–, el recorrido de carnaval comienza con un blanco. Fincas Chenin de Bodega Alfredo Roca. La elección es una de las cepas blancas que mejor se adaptó en San Rafael, Mendoza, y que se utiliza mucho para espumantes, pero que esta bodega centenaria tiene un varietal que la pena descubrir. Se trata de un vino fresco, ligero e ideal para un almuerzo livianito bajo una galería o un quincho, una ensalada bien completa puede ser una gran compañía.

Precio: $98

Sábado a la noche

Es momento de descorchar el primer tinto; y arranquemos bien arriba. La propuesta es uno de esos vinos al estilo francés, pero bien argento. La nueva cosecha del Clos de los Siete, el corte 2014, es un blend con base de Malbec (54%), Merlot (18%), Cabernet Sauvignon (13 %), Syrah (8%), Cabernet Franc (4%) y Petit Verdot (3%). El corte cambia cada año con lo que el reconocido enólogo Michell Roland cree que fue lo mejor de esa cosecha. Una linda curiosidad es el paso del 70% del vino por barrica (tanto nuevas como de uno y dos años) y el resto en cubas para preservar la fruta. El proyecto Clos de los Siete es una idea de Rolland con más de 20 años en el país. Su visión fue convocar a siete bodegueros franceses y elaborar vinos en el Valle de Uco, Mendoza. Acertada elección.

Precio: $260

Domingo al mediodía

Tinto al mediodía, sí, total después es válida la siesta durante los feriados. Pero con el calor siempre es mejor que si vamos a descorchar una uva tinta sea fácil de beber, nada que invada demasiado, pero que al mismo tiempo se sienta que es un tinto. Acordeón Malbec de Finca Ferrer. De esos vinos que fueron pensados sólo para beber y disfrutar (y que suena muy bien, perdón por el chiste malo). Si bien un su etiqueta dice Malbec, tiene un toque de Syrah para realzar el sabor y la frescura, como si se tratara de una pizca de sal y pimienta en una receta de cocina. En boca sorprende por la facilidad de entrada y la velocidad con la que se termina la botella. Consejo: Guardarlo descorchado en la heladera una hora antes de servirlo. Dato importante: Excelente relación precio-calidad.

Precio: $150

Domingo a la noche

Sigamos con tinto y empecemos a beber a las siete y media de la tarde. Ya llevamos dos días de relax y nos esperan otros dos. El horario de la tardecita –post ducha– se presta para un vino poderoso, con mucha presencia en boca, pero que al mismo tiempo la copa se beba rápido. Entre esos blends clásicos que se ganaron su prestigio se encuentra el corte de Cabernet-Cabernet, uno Sauvignon y otro Franc, y bodega Piccolo Banfi supo interpretarlo muy bien en su línea Cónclave. Lo primero que se siente en nariz es la típica sensación picantota de ambas cepas. En boca va creciendo en intensidad, pero termina con tanta elegancia y suavidad que pide volver a beberlo sin dar tiempo a apoyar la copa. Aviso: Una botella no alcanzará.

Precio: $260

Lunes al mediodía

¡Que vuelvan los blancos! Sí, es momento de uno, pero con ganas y presencia. El Viognier es una cepa que se planta al Chardonnay de igual a igual y no le tiene miedo. Comparte su untuosidad, su elegancia y potencia, aunque hay quienes afirman que el final es mucho más tranquilo. Durigutti Clásico Viognier pareciera estar pensado para aquellos que dicen no beber blancos. De esas personas que sostienen que son muy suaves y con final corto. En este caso, el enólogo Pablo Durigutti demuestra todo lo contrario: su Viognier tiene una entrada profunda que cubre todo el paladar con un final delicado. Con la provoleta y las achuras va perfecto, limpiando la grasa en boca y dándonos la suavidad que se necesita en ese momento.

Precio: $ 220

Lunes a la tardecita

Las seis de la tarde es el horario del día que pide una de snacks. Sí: papas fritas, chizitos, maní y palitos… así del paquete directamente, sin tanta ceremonia. Pensemos que venimos de blanco al mediodía y la noche nos esperará un tinto, así que la botella no debe ser muy grande. Pensado para este momento, Bodega del Desierto tiene la solución: Pampa Mía Cabernet Franc Rosado en botella de 500cc. Beberlo bien frío cuando el calor comienza a bajar. Si es con los pies en una pileta, aún mejor. Está elaborado con 100% de uvas Cabernet Franc del Alto Valle del Río Colorado (La Pampa). Es un rosado sumamente amable y refrescante, pero con cuerpo y carácter. Ideal para convencer a un cervecero de que el vino también se puede beber al sol.

Precio: $160

Lunes a la noche

Para ellos que se autoproclaman “Caberneteros de la primera hora”. Como si fueran fundamentalistas de la cepa más plantada del mundo, que van contra las modas y las tendencias. Sí, para beber con tu viejo o ese gran tío. Andeluna Altitud Cabernet Sauvignon 2014 es un cabernet típico, donde la madera se amalgama con la fruta y el picante de la variedad. Proviene de Gualtallary, Mendoza, a más de 1.300 msnm. Es de color rojo profundo y en boca se siente la esa concentración de fruta con taninos maduros. Obviamente, tiene un final muy persistente.

Precio: $ 288

Martes al mediodía

Existen dos grandes maneras de describir de forma simple la entrada en boca de un vino: Una es la llamada “entrada redonda”, donde el vino envuelve todo el paladar y lo sentimos hasta a los costados de los dientes, casi como si hiciéramos un buche. La segunda es de “entrada filosa”, de esos que parecieran avanzar de forma lineal por el medio de la lengua hasta la garganta, que suelen ser esos vinos frescos con acidez bien presente. De estos segundos recomendamos para el martes al mediodía. Los Cardos Sauvignon Blanc 2016 es de esos filosos, que su entrada es inconfundible y te hacen abrir los ojos sorprendido por una acidez tan refrescante, pero con una fuerte presencia al final del paladar. Bien veraniego para acompañar unas pastas con una salsa suave.

Precio: $195

Martes a la noche

Se termina el finde XXL, era inevitable llegar a este momento. Pero a no desanimarse, todavía queda un vino por descorchar. Durante los cuatro días de carnaval nos olvidamos del trabajo y al llegar a la noche sólo queremos un rato más de relax. Nos sentamos en el sillón con una copa en mano y que el mundo se detenga por ese instante. Rewen Winemaker Selection Malbec 2014 es un gran acompañante de sofá. Su color es bien intenso, de esos que manchan los labios. Aunque se trate de un Malbec 100% es un vino con mucho carácter y fuerza, que se lo otorga esos 16 meses de paso por barrica de roble francés. Se bebe de a poco, apoyando la copa en la mesa ratona entre trago y trago.

Precio: $ 410

Escorihuela-Gascon.jpg
Recetas
banner_durigutti_BODEGA-A-CASA_300x250.g
980x100 px.png
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon

InfoGourmet © 2020 Todos los derechos reservados 

Buenos Aires, Argentina