De la previa al tinto

Desprejuiciados, francos, espontáneos, llanos y directos. Así son los nuevos consumidores de vino tinto. Ese segmento entre 25 a 35 años que las bodegas buscan enamorar.

Y un buen día, alguien decidió llegar un viernes a la noche con un vino tinto. Sobre la mesa, competían el fernet, el campari y el “totín”. Los champagnes (o espumosos) ya habían empezado a ganar terreno entre los jóvenes de 25 y 35 años. Algunos lo bebían sólo y otros le sumaban las bebidas energizantes.

Como si se tratara de un “proceso de madurez”; primero fueron los tragos, después los espumantes dulces y hoy llega el turno del vino tinto. Y las bodegas, conscientes de esta “evolución”, comenzaron a elaborar vinos pensando en ellos.

Pero, ¿qué buscan los jóvenes de hoy? “Muchos ni saben de qué bodegas son, quiénes son los enólogos, de dónde provienen; ellos van a lo más simple: les gusta o no”, responde Ana Lovaglio, Gerente de Marketing de Susana Balbo Wines, una de las mentoras en el cambio de imagen de la línea Crios, de la reconocida enóloga y bodeguera.

En el mismo sentido, Sebastián Goyenechea –quinta generación de la reconocida Bodega de San Rafael que lleva su apellido–, impulsó el lanzamiento de un vino que rompió con la tradición de la centenaria bodega. “Euforia es un red blend elaborado con la inspiración de la juventud, pensado para quienes disfrutan de la vida en movimiento”, dice el joven de menos de 40 años. Con una etiqueta colorida, busca hacerse un lugar llamativo entre las góndolas y así ganar ese público en continuo crecimiento.

Los jóvenes son los más “infieles del mercado”, buscan probar cosas distintas y a veces son las etiquetas y las publicidades quienes deciden sus elecciones. En 2014, Bodega Trapiche también se había sumado a esta tendencia mundial y sorprendió en el mercado con su línea Imago: “Buscamos hacerlos entrar en un mundo llamado ‘fantasidad’, donde se mezclan la fantasía y la realidad”, afirman desde la bodega.

Además de nuevos consumidores, lo que cambió también en el último tiempo fueron los canales de venta. Así fue cómo llegaron los “champagnes” a las barras de los boliches, donde las frapperas con su respectiva botella dentro se disputan sus consumidores con los clásicos tragos directos. Una de las bodegas que supo obtener un lugar importante fue Dante Robino, con su línea de espumantes Novecento. Pero su apuesta no quedó ahí: junto con las burbujas, Novecento presenta su línea de varietales jóvenes “dirigida a una nueva generación de consumidores que apetecen de la diversidad y de la ‘frutosidad’ típica de cada variedad de uva”.

Los jóvenes ganan terreno en un mundo que hasta hace no tanto pertenecía al de “los adultos”. Estos nuevos consumidores son los más “infieles del mercado”, buscan probar cosas distintas y muchas veces son las etiquetas y las publicidades quienes deciden sus elecciones. Como decía Lovaglio, ni les interesa el nombre de la Bodega, les llama la atención o no. Se paran frente a la góndola, miran precios y elijen.

Aquí compartimos cuatro vinos diferentes para dar inicio al maravilloso universo de los vinos.

Crios, Susana Balbo Wines

Crios nace como una dedicación de la reconocida enóloga Susana Balbo hacia sus hijos. Es la línea de vinos jóvenes con un estilo moderno, donde se destacan los sabores a fruta fresca, de excelente balance y concentración. Cuenta con diez vinos diferentes: Malbec, Cabernet Sauvignon, Rose de Malbec, Torrontés, Chardonnay, Syrah-Bonarda, Red Blend, Pinot Noir, Limited Edition (Malbec, Bonarda, Tannat y Syrah) y Limited Edition Tannat 2013. Todas las botellas cuentan con el práctico sistema de tapa a rosca que no sólo facilita su apertura sino que también conserva por mayor tiempo el vino. Precio: $109

Euforia, Bodega Goyenechea

Se trata de un vino de corte de Merlot (85%) y Malbec (15%). El sabor en boca comienza con una sensación equilibrada entre dulce y ácida, con una evolución interesante que genera un final sabroso y muy amable. Una de las grandes curiosidades, fue la ruptura clásica de la bodega con una etiqueta muy llamativa y con colores vivos, además de una tipografía que “remite a la juventud y la exaltación de los sentidos, con el movimiento como protagonista de un trabajo gráfico pensado para capturar la atención en el punto de venta de quienes viven la vida con entusiasmo”, según describen desde la bodega. Precio: $70

Imago, Bodega Trapiche

Si de etiquetas llamativas hablamos, la línea Imago de Trapiche representa muy bien este segmento. Con diferentes dibujos entremezclados y una tipografía clara y directa, de a poco supo encontrar su lugar entre las tablas del supermercado. Se trata de vinos jóvenes y muy frutales; su malbec es un gran ejemplo de esto, donde la fruta de nuestra cepa insignia está muy presente. Una de las curiosidades de este vino fue su breve reposo en barrica de roble francés y americano, lo cual le aporta una mayor complejidad, pero sin perder la tipicidad del Malbec. Precio: $65

Novecento, Dante Robino

Los varietales Novecento vienen de la mano de la propuesta joven de la bodega; encabezada sin dudas por su línea de espumantes. Sus vinos están pensados para aquellos que “disfrutan de los vinos jóvenes, frescos y frutales. Vinos honestos, dóciles, amables en boca y fáciles de beber. Vinos para el consumo diario, para acompañar nuestras comidas cotidianas, entre amigos y en familia”, según sostienen desde Dante Robino. Su Syrah sorprende con un “ataque franco” en boca, con presencia y buen cuerpo. En nariz atrae con una buena intensidad y notas sutiles a ciruelas y cerezas. Excelente relación precio-calidad. Precio: $46

Escorihuela-Gascon.jpg
Recetas
banner_durigutti_BODEGA-A-CASA_300x250.g
980x100 px.png
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon

InfoGourmet © 2020 Todos los derechos reservados 

Buenos Aires, Argentina